Qué Es Un Malware, Como Funciona Y Tipos De Malware

Internet y las computadoras en general nos han traído muchas cosas buenas desde su nacimiento hasta hoy, y parece que cada vez son más grandes y mejores. Pero no todo es color de rosa, y así como hay muchas cosas buenas, hay otras que no son tan buenas.

En este sentido, no hay duda de que los virus informáticos son uno de los mayores problemas de Internet hoy en día, y no importa lo avanzado que sea, los ciberdelincuentes están encontrando formas de crear programas que exploten las vulnerabilidades de nuestros sistemas.

El malware es uno de los virus informáticos más problemáticos, y en este artículo aprenderás todo lo que necesitas saber sobre él para que puedas aprender a identificarlo y eliminarlo de tus ordenadores para que tus datos estén siempre 100% protegidos.

También te puede interesar: Qué Es El Software Spyware. Tipos Y Características.

Índice De Contenidos()

    ¿Qué es un malware y cómo funciona en informática?

    Qué es un malware
    Qué es un malware

    Malware es un término informático utilizado para identificar programas, archivos y documentos que contienen datos malignos que intentan infiltrarse en nuestros ordenadores para robar información de los usuarios. Su nombre es un acrónimo de malware, y aunque no siempre es un software completo como tal, puede causar mucho caos.

    Mientras que el cuerpo de una persona infectada con algún tipo de virus da señales claras de que algo está mal, es diferente con un ordenador. Muchos programas maliciosos se ejecutan en segundo plano y son casi invisibles porque el ordenador suele funcionar sin problemas.

    Si el hardware o el sistema comienza a fallar debido a un malware, es más que probable que sea demasiado tarde y que el malware ya haya hecho su trabajo. Por lo tanto, la mejor arma contra ellos siempre será la prevención y la configuración correcta del hardware para evitar la infección.

    Tipos de malware ¿Cómo se clasifican estos virus informáticos?

    Decir que el malware entra en un término más general, a saber, los virus informáticos. Hay muchos de ellos, por lo que fue necesario segmentarlos y clasificarlos según su alcance y naturaleza. Estos son los más importantes.

    Infecciosos

    Los programas capaces de replicarse e infectar otro programa en el mismo dispositivo se clasifican como malware infeccioso. Son, con mucho, los más arriesgados y poderosos, ya que pueden socavar todo el sistema a partir de múltiples archivos y terminales repetidos, causando un fallo lógico que incluso acaba afectando al hardware.

    Entre los diversos tipos de virus informáticos, el gusano informático es sin duda uno de los más peligrosos. Tienen la capacidad de entrar en nuestro ordenador a través de las vulnerabilidades del sistema y luego se multiplican e infectan todo el sistema.

    El gusano Morris es probablemente el virus informático más memorable de esta categoría, ya que convirtió a Internet a finales de los años 80, extendiéndose por casi toda la red y afectando a millones de usuarios. El código fuente del gusano está en un museo.

    Oculto

    Por otro lado, hay intrusos ocultos que intentan penetrar en nuestro sistema con el mayor cuidado posible. Normalmente descubren agujeros de seguridad, luego penetran en el interior y empiezan a crear los suyos propios.

    Aunque estos virus son más fáciles de controlar, su riesgo es mucho menor que el de los virus anteriores. Aun así, representan una verdadera amenaza para la seguridad del usuario.

    En esta categoría podemos resaltar malware como:

    • Troyano: Un caballo de Troya es un programa malicioso que imita a un programa legítimo y engaña a nuestro sistema, como lo hizo un caballo de Troya en Grecia en su momento, una historia que a su vez genera su nombre.
    • Backdoor: Una Backdoor es un malware que intenta entrar en nuestro sistema y luego crea una puerta oculta que permite al hacker acceder remotamente y rastrear el dispositivo en cuestión para robar información importante.
    • Autodescargas: Estos son virus que se encuentran en algunos sitios web. Lo que hacen es que al entrar en el portal, inician automáticamente una descarga no autorizada que contiene spyware.
    • Rootkits: Esta técnica se utiliza para ocultar otros programas maliciosos. Modifica el sistema operativo para que no haya señales de infección y el virus pueda continuar su trabajo sin interrupción.

    Para obtener ganancias

    Otra categoría de virus informático son aquellos que buscan obtener ganancias del usuario al que atacan, o al menos automatizar procesos de manera corrupta para monetizar un portal.

    En este sentido los más populares son:

    • Publicitarios: Estos virus son de los más inofensivos porque tienden a buscar en nuestro sistema menos información personal, como los hábitos de consumo en línea o los sitios favoritos de los usuarios, y luego venden esta información a las agencias de publicidad. Estos incluyen spyware, publicidad o robo.
    • Contraseñas y datos importantes: En esta categoría tenemos principalmente keyloggers - malware que puede robar información y acceder a credenciales en plataformas que pueden ir desde videojuegos o redes sociales hasta datos bancarios y así sucesivamente.
    • Dialers: Son programas que utilizan nuestro ISP o conexión de red móvil para hacer llamadas en segundo plano, dejando la línea abierta. Por lo general, el número al que llaman es rentable, mientras que el propietario del equipo tendrá que pagar sin saberlo el coste total de la llamada.
    • Botnet: Una red de bots es una red informática sincronizada que se infecta con un virus y se utiliza para enviar correo basura masivo a otros usuarios con el fin de infectarles y ampliar la red, o simplemente para llevar a cabo ataques más potentes.
    • Rogue software: son sólo virus que hacen creer al usuario que hay un virus grave en tu ordenador que sólo puede ser eliminado por el programa. Pero la realidad es que esta información es falsa y los usuarios terminan pagando por un programa que realmente no necesitan.

    Grayware

    Se trata de una clasificación dada a varios programas informáticos o aplicaciones móviles, que a su vez tienen la capacidad de camuflarse en el sistema operativo y luego descargar en segundo plano una serie de programas espía y otros programas malignos.

    ¿Quiénes crean estos programas maliciosos? Creadores de virus informáticos

    Sí, es un poco difícil imaginar quién invertiría tanto tiempo en el desarrollo de un programa de ordenador. Y la respuesta no es demasiado complicada. La realidad es que hay un gremio de personas que quieren ganarse la vida de la manera más simple posible.

    El desarrollo de virus informáticos es un negocio muy lucrativo, porque se puede ganar mucho dinero con él. Con un poco de imaginación también puedes encontrar muchas maneras de hacer dinero robando información personal.

    Por este motivo, los ladrones, estafadores y todo tipo de ciberdelincuentes pasan meses desarrollando programas capaces de burlar las defensas de los sistemas operativos más utilizados hoy en día (lo cual no es en absoluto imposible), chantajeando y vendiendo los datos de los usuarios afectados.

    ¿Cómo saber si he sido infectado con un malware informático? Principales indicios

    Si bien los malwares más potentes son a su vez los más silenciosos, siempre puedes reconocer algunos indicios de que algún de ellos está haciendo de las suyas.

    A continuación, te presentamos las más claras señalas que tienes para identificar su en efecto hay uno en tu ordenador:

    • El ordenador irá más lento. Si desde hace algún tiempo notas que tu hardware no está rindiendo como de costumbre, es posible que haya algún malware en segundo plano ocupando demasiado procesamiento. Sin embargo, esto suele ser un poco ambiguo, ya que un virus no es el único motivo que puede hacer que tu ordenador vaya más lento.
    • Fallos de hardware. Te los encontrarás al principio como fallos sutiles, que te parecerán haberse reparado solos, pero con el tiempo se harán más recurrentes. Si teclado no marca algunas teclas a pesar de estar en buen estado, o el puntero del mouse es poco preciso, posiblemente haya un virus que esté afectando un controlador.
    • Fallos de software. Que pueden ser mucho más agresivos que el punto anterior, ya que podrían ir desde ocasionar cierres inesperados de aplicaciones, hasta fallos completos del sistema operativo.
    • Acciones no autorizadas. En tu navegador se abren ventanas y pestañas que no has autorizado o si durante la partida de un videojuego algo entorpece tu experiencia de usuario. También es posible que la página de inicio del navegador cambie sin que lo hayas hecho.
    • Poco almacenamiento disponible. De manera injustificada notas que hay más espacio de tu disco duro ocupado de lo que recuerdas, debido a que un software alojado en tu disco se ha replicado demasiado o está dejando muchos archivos residuales.
    • Pantalla de la muerte. En Windows, si el daño del sistema es demasiado grande, posiblemente comiences a ver muy seguido la llamada "pantalla azul de la muerte", la cual te obligará a reiniciar el equipo y perderás todo lo que estés haciendo en ese momento.
    • Antivirus dañado. La más clara señal de que tienes un programa malicioso es que la protección contra estos se desactiva y queda obsoleta, sin poder ni siquiera actualizarlo, lo que le permite al virus actuar a placer dentro del SO.

    Si bien estos síntomas son bastante evidentes, el hecho de no tener ninguno no quiere decir que estés limpio. Existen malware que son muy silenciosos, y su objetivo es simplemente recolectar tus datos sin ocupar mucho espacio de almacenamiento o afectando el rendimiento del equipo. Sin embargo están ahí, conociéndonos y esperando encontrar información privada para utilizarla en nuestra contra.

    ¿Cuáles son las principales vulnerabilidades que utilizan los malware para atacar nuestros dispositivos?

    Los programas maliciosos por si solos no tienen la capacidad de afectarnos, por lo que estos necesitan aprovecharse de alguna vulnerabilidad de nuestro SO para poder iniciar sus ataques.

    En ese sentido, las vulnerabilidades que más potencian a un malware son:

    • Homogeneidad del software: esto se refiere al hecho de que un sistema operativo es utilizado por múltiples ordenadores en una red. De este modo, si el hacker logra comprender dicho SO podrá crear malwares que ataquen a cualquier equipo que lo contenga.
    • Errores de software: estos son más comunes de lo que pensamos, especialmente cuando se tienen programas desactualizados. Un simple bug en uno de los ficheros puede ser aprovechado por un malware para entrar en el mismo y comenzar a afectar su funcionamiento.
    • Código sobre-privilegiado: todos los sistemas operativos suelen dar ciertos privilegios a algunos programas, lo que les permite realizar ciertas tareas sin siquiera requerir permiso del usuario, como podría ser una solicitud a un servidor. De hecho, el malware funciona bajo este principio, y se programa como un software con más privilegios que el resto, haciendo que una vez entre en el sistema pueda habitar en él con total libertad.

    Consejos para proteger tu equipo de cualquier malware informático y estar seguro de ser infectado

    Afortunadamente para todos en internet, la seguridad informática ha avanzado mucho también, y cada vez es más difícil desarrollar programas maliciosos que realmente representen una amenaza para la integridad de tu equipo o información.

    Eso sí, para ello tendrás que seguir los consejos que te damos a continuación:

    Mantener sistema y softwares actualizados

    Los equipos que desarrollan los programas informáticos y sistemas operativos trabajan día y noche para localizar vulnerabilidades antes que los hackers, de tal manera que puedan corregirlas antes de que estos se aprovechen de ellas.

    Por tal motivo, es necesario que actualices siempre todos y cada uno de tus programas, especialmente el sistema operativo. Ya que en estos paquetes es donde obtendrás la versión del software más segura hasta la fecha.

    Antivirus y firewall

    Los antivirus y firewall guardan en su interior una base de datos de todos los virus que existen, de tal manera que cuando uno de estos entra a tu sistema, sea detectado de inmediato y posteriormente bloqueado. Esta es la primera línea de defensa de tu ordenador, por lo que es importante tener uno instalado y actualizado.

    Los antivirus pueden protegerte de todo tipo de amenaza, y si bien tiene muchos detractores, es innegable que son necesarios para mantener tu sistema seguro.

    Evitar realizar descargas ilegales

    Si, que a todos nos encanta lo gratis, ya sean videojuegos, series, películas y demás, pero estos métodos no siempre son seguros, por lo que lo mejor es siempre evitarlos. La piratería digital es una de las mayores formas de ciberdelincuencia que existen, por lo que es más que probable que los que estén detrás de esos proyectos tengan más de una mala costumbre.

    Portales de descarga P2P suelen contener archivos minados de virus, ya que muchos de estos no son verificados pues no hay un control de calidad en el contenido, sino que la intensión es única y exclusivamente obtener tráfico.

    Bloqueadores de publicidad

    Los anuncios y ventanas emergentes de sitios webs poco ortodoxos pueden ser una verdadera amenaza, ya que muchos de ellos suelen dirigirte a descargar archivos sin tu permiso o instalar un complemento en tu navegador que posteriormente entorpezca tu experiencia de usuario utilizándolo.

    Afortunadamente, puedes instalar una extensión en tu navegador que bloquee todos los anuncios y cualquier otra forma de publicidad invasiva. El más conocido es Adblock.

    No instales programas de origen desconocido

    No importa si es en tu ordenador o en tu móvil, ten mucho cuidado con los programas que instalas fuera de las tiendas reconocidas como Google Play Store, Apple Store o similares, ya que estas pueden haber sido modificada para ocultar programas maliciosos que hagan de las suyas sin siquiera darte cuenta.

    También te puede interesar: ¿Qué Son Los Rootkits? Funciones, Tipos Y Sus Niveles

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir