Tipos De Cifrados Y Claves Para Wi-fi Más Seguras

Si eres de los usuarios que tiene la señal del router libre para intercambiar con los vecinos, déjame decirte que estás cometiendo un gran error, al exponer tu red inalámbrica, abre la puerta a intrusos que pueden utilizarla con fines fraudulentos.

Es más, pueden exponer tus datos personales y hacer cosas inimaginables con ellos. Por lo tanto, conocer las medidas de seguridad inalámbricas es una parte importante para mejorar tu privacidad y seguridad en línea.

Escribimos esta recomendación para que puedas crear tus propias medidas de seguridad en tus dispositivos de red, y para que aprendas sobre el arte de la criptografía y cómo se aplica a los distintos cifrados utilizados para encriptar las contraseñas.

También puedes leer: Cómo ver quien está conectado en mi Wi-fi

¿Qué es la tecnología de encriptación de contraseñas?

Para proteger la información digital de los ciberataques, el hombre ha creado la tecnología como medida de seguridad, que es un cifrado o protocolo que permite ocultar los datos y mostrarlos solo con la ayuda del descifrado.

Esta tecnología de encriptación es la base para crear contraseñas de acceso a diversos ordenadores y dispositivos. Además de proteger la información de diversos ataques, también es un método para verificar su origen, garantizando que la información ha llegado sin cambiar su contenido.

Otras características

El cifrado de datos consiste en convertir un conjunto de datos en un formato legible en un formato oculto para que solo pueda ser descifrado por el destinatario.

Se convierte en una herramienta indispensable en la seguridad de la información digital porque los ciberdelincuentes están especialmente interesados en estos datos. Crear una contraseña fuerte es la clave para un protocolo seguro y a prueba de manipulaciones.

¿Cuáles son los tipos de cifrados para contraseñas de redes inalámbricas que existen?

La conectividad WiFi es cada día más popular, tanto en los hogares como en las oficinas y sedes corporativas. Esto se debe a la facilidad de instalación y a la cobertura que proporciona a los distintos dispositivos móviles que, en realidad, han sido los responsables de abandonar las conexiones de red, posicionando al router y al módem como la nueva tendencia para estar conectado.

Con este crecimiento vienen las medidas de seguridad que hay que tener en cuenta, ya que la señal no solo va a donde uno quiere, sino que se propaga a tu alrededor y puede ser una herramienta de navegación para los que están cerca.

Por eso es importante habilitar protocolos de seguridad o encriptación para nuestros routers o módems que nos permitirán mantenernos siempre alejados de personas no deseadas que puedan comprometer nuestra integridad y velocidad de navegación.

Para configurarlos, introduce la interfaz de tu router o módem en tu navegador (por ejemplo, 192.168.1.1.). Aquí puedes cambiar los datos relevantes. Antes de decir todo esto déjame mostrarte los diferentes protocolos que puedes usar para asegurar tus redes inalámbricas en cualquier momento, empecemos:

WEP – Wired Equivalent Privacy (Privacidad equivalente al cableado)

Norma que proporciona privacidad de datos para los sistemas WLAN basados en 802.11, así como control de acceso mediante mecanismos de autenticación.

WEP utiliza una clave secreta que se comparte entre la estación inalámbrica y el punto de acceso. Todos los datos enviados y recibidos pueden ser encriptados utilizando esta clave.

El tipo de protocolo utilizado depende de los bits utilizados:

  • 64 bits. Se requieren 10 caracteres hexadecimales u 8 caracteres ASCII.
  • 128 bits. Se requieren 26 caracteres hexadecimales o 12 caracteres ASCII.

WPA – WiFi Protected Access (Acceso WiFi protegido)

Se trata de una norma diseñada para proteger el acceso a la red a través de una conexión WiFi. Permite a los usuarios utilizar contraseñas para obtener acceso instantáneo a la información desde cualquier dispositivo inalámbrico.

Cuando se activa el módem, WPA implica la autenticación del usuario mediante un servidor que almacena las contraseñas y, al igual que WEP, se debe introducir la misma contraseña en todos los ordenadores de la red. Se trata de 64 dígitos hexadecimales u 8 caracteres ASCII con una codificación de 256 bits.

WPA2 – Acceso Protegido Wi-Fi 2

Se trata de una versión mejorada de WPA, diseñada para ofrecer mayor seguridad en el acceso a Internet. El método de encriptación es mucho más seguro, por lo que tendrás que introducir una contraseña cada vez que quieras conectar un nuevo dispositivo a tu red. Existen tres clasificaciones de:

1. WPA2-PSK (TKIP).

El estándar WPA2 con Protocolo de Integridad de Clave Temporal (TKIP). Se utiliza en los dispositivos más antiguos que no tienen la capacidad de WPAS-PSK (AES) pero que todavía están en uso. Autenticación de datos mediante 802.1x/EAP o PSK.

2. WPA2-PSK (AES)

Estándar WPA2 con capacidad de cifrado de datos altamente encubierto mediante el algoritmo de cifrado Advanced Encryption Standard (AES).

3. WPA2-PSK (TKIP/AES)

Estándar para muchos routers que utilizan WPA y WPA2 con TKIP y AES, lo que permite la compatibilidad entre dispositivos antiguos y nuevos.

WPA3 – Acceso Protegido Wi-Fi 3

Es el último estándar, diseñado como sucesor de WPA2. Utiliza una encriptación de 128 bits y garantiza la confidencialidad de las transferencias de datos.

Sustituye el intercambio de claves precompartidas por claves simultáneas e iguales, proporcionando un mayor nivel de seguridad. También reduce el problema de las contraseñas débiles y facilita la configuración de dispositivos sin interfaz de pantalla.

¿Cuáles son los cifrados más seguros para nuestra señal WiFi y por qué elegirlos?

Como se ha mencionado anteriormente, es importante asegurar las redes inalámbricas porque la señal del módem se difunde por el entorno y está expuesta al público en general. No conoces las intenciones de cada vecino o visitante. Como medida de precaución, te recomendamos que equipes tus dispositivos de Internet con un cifrado de alta seguridad que sólo puedan utilizar personas de confianza.

►También te puede interesar◄

La evolución de la tecnología de las telecomunicaciones está dando lugar a nuevos protocolos de seguridad más difíciles de romper por los atacantes, que han desarrollado su capacidad para descifrar cualquier contraseña y penetrar en cualquier información.

Por esta razón, han mejorado respecto a las versiones anteriores y te dan la posibilidad de proteger tu señal WiFi de este grupo de personas. Actualmente, los más seguros son los siguientes:

WPA2 – PSK(AES).

El estándar de cifrado avanzado (AES) es un algoritmo incluido en WPA2 que no está diseñado para proteger las redes WiFi, sino para proteger los documentos sensibles. Es tan seguro que ha sido utilizado por varias agencias gubernamentales estadounidenses desde 1997. Por lo tanto, se recomienda mantener los datos sensibles lejos de las miradas indiscretas.

WPA3 – Acceso WiFi protegido 3

Se trata de una versión actualizada de WPA3 que se creó para subsanar las deficiencias de la versión anterior. Mejora los protocolos criptográficos utilizados para proteger la privacidad de los datos y proporciona una mejor protección contra los ataques de robo de contraseñas.

También cuenta con una función de Perfect Forward Secrecy que garantiza que las claves utilizadas que no puedan ser descifradas por los hackers. Estas características de WPA3 lo convierten en un cifrado seguro que puede utilizarse en los módems o routers modernos que lo admiten.

WPS: ¿Qué es y por qué debes desactivarlo para mantener tu red segura?

WPS
WPS

¿Alguna vez has establecido una contraseña para tu módem tan compleja que ni siquiera has podido recordarla? Si estás pensando en estos casos, los fabricantes de este tipo de dispositivos te están facilitando el acceso a Internet al incorporar WPS en sus nuevos modelos.

La configuración protegida por WiFi es una tecnología algo más reciente que permite utilizar Internet a través de un módem o router conectado. Es un acceso que se puede activar simplemente pulsando el botón WPS, sin necesidad de introducir una contraseña creada para protegerlo.

Guía

El procedimiento es realmente muy sencillo:

  • Pulsa el botón WPS del router o del módem.
  • Esto permitirá que los dispositivos compatibles se conecten en momentos específicos.
  • Dependiendo de la configuración de tu router o módem, se instalará automáticamente o te pedirá que introduzcas el PIN asignado a tu router.

Últimos detalles

Esto facilita la conexión a Internet, pero ¡ten cuidado! Debes ser consciente de las precauciones que debe tomar. Si lo dejas abierto, darás a otros la oportunidad de abusar de tu señal en caso de autoconfiguración, o incluso tu PIN puede verse comprometido.

Por lo tanto, se recomienda desactivarlo como medida de seguridad contra vecinos o delincuentes que lo utilicen para cometer delitos en línea. En última instancia, esta tecnología sirve para simplificar la conectividad en todo momento, no para mejorar la seguridad de la red.

También puedes leer: 5 Métodos para obtener un internet más rápido

►También te puede interesar◄

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba